Riesgos que corres al comparar tú matrimonio

4

 

Comparar tu matrimonio puede ser un riesgo, cada vez son más las esposas que caen en la trampa de la comparación.

Comparar tu matrimonio es una reacción a la insuficiencia personal que puedes estar atravesando, sintiendo que lo que construyes con tu esposo no alcanza al lado de las demás parejas y la realidad es que no estás teniendo en cuenta los peligros que conlleva esto.

En el momento que comienzas a comparar tu matrimonio con otros estás cuestionando de alguna u otra manera lo que Dios ha unido, debido a que lo ha hecho con un fin único. Por lo tanto no es el mismo fin que tienen las demás parejas.

¿Por qué no debes comparar tu matrimonio?

Normalmente cuando comienzas a comparar tu matrimonio no tomas la dimensión de este acto y la realidad es que se puede volver parte de tu rutina, generando conflictos que no solo afectará tu relación sino que también a ti y a tu esposo de manera individual.

Dios te creó única e irrepetible y a tu esposo también, por lo tanto tu matrimonio es exclusivo, de modo que otras relaciones no deberían ser un espejo para ustedes. Con esto no quiero decir que no puedas ver a ciertos matrimonios como grandes referentes, no lo malinterpretes;  de hecho yo tengo muchos como ejemplos. Pero debes tener en cuenta que hay una línea muy delgada entre admirar y comparar.

Cuando admiras estás contemplando y aprendiendo de ello, en cambio cuando comparas decides ver aquello que tanto te gusta del otro e inmediatamente mirar lo tuyo identificando errores y esto te puede llevar a tener una cuota de envidia.

Recordemos la historia de Caín y Abel, comenzó por una comparación cuando la ofrenda de Abel agradó más que la de Caín, luego se manifestaron los celos y la envidia terminando con un final fatal (Génesis 4)

¡Suena chocante lo sé! Pero todo sentimiento que no venga de Dios y que además no lo detengas puede desatar finales tristes.

Es una realidad que viven muchas esposas y lo terrible es que al no tener identificada esta falla resulta difícil poder cambiarla y mejorar.

Otra historia en la que puedes meditar es en la de José y sus hermanos (Génesis 37)

Imagina todo lo que puede ocurrir en tu matrimonio si te dejas llevar por la comparación. Es importante postrarte ante el Todopoderoso clamando por claridad para entender estas cuestiones y sobretodo sanidad para tu vida matrimonial.

Riesgos que corres al comparar tu matrimonio:

  • Baja autoestima
  • Inseguridad
  • Frustración
  • Sensación de agotamiento
  • Confrontación
  • Insatisfacción
  • Rechazo
  • Quiebre espiritual y emocional
  • Desanimo

¿Qué te lleva a comparar tu matrimonio?

Identificar si eres de las que compara tu matrimonio es importante, sin embargo debes saber exactamente que te lleva a comparar generando los conflictos que ya hemos mencionado.

Lo cierto es que vivimos en un mundo ostentoso donde la mayoría de las personas tiene una necesidad de presumir todo y aún más en esta generación de redes sociales. Te comparto este reels para entrar en contexto haciendo clik aqui.

Hay algo que ya lo debes de haber escuchado mucho, pero es fundamental que te lo recuerdes constantemente. No todo lo que exponen en redes es la totalidad de lo real.

Cuando te tomas fotos y de todas las que te tomaste seleccionas una para subirla, estoy segura que eliges la que te parece más bonita ya que los demás deben de verte así.

Esto también aplica para las relaciones que están expuestas en redes, eligen mostrar una parte de su realidad, pero no la totalidad, es por eso que no debes centrarte en ellas

Al igual que las parejas “famosas” con millones de seguidores, dónde exponen su día a día, llevándote a pensar que así debe de ser, cuando la realidad es que eligen que mostrar y que no.

El riesgo mayor viene luego que comparas tu matrimonio y es cuando ves al esposo de otra como “el esposo ideal” y comienzan nuevos conflictos en tu hogar.

Creyendo que, si no te presume en redes no te ama lo suficiente o si no tiene la relación contigo en Facebook está muy mal y así muchas ideas erróneas comenzarán a llegar sobre tus pensamientos.

Fíjate como todo se puede volver como una bola de nieve que va en aumento…

Puedes comenzar admirando un matrimonio pero si no tomas un cuidado se convierte en anhelo ajeno y terminas deseando la vida de otra pareja.

Y el riesgo que sigue es cuando pretendas que tu esposo actúe de igual manera  a un “esposo ideal” iniciando así un sin fin de reproches que no se lo merecen como pareja.

También ten en cuenta que no solo en redes caerás en la trampa de la comparación, cuando mencionas comentarios como “el esposo de mi amiga le regaló…” “el esposo de mi amiga le ayuda en el hogar” “el esposo de mi amiga la acompaña a la iglesia” “el esposo de mi amiga respeta a sus suegros”.

Estás comparando tu compañero de vida con alguien que ni siquiera sabes cómo es realmente guiándote solamente por lo que ves de afuera o te cuenta tu amiga.

No dejes que la inseguridad salga a flote dañando tu matrimonio con comentarios tan hirientes, si por alguna razón crees que hay cosas en tu esposo para cambiar, créeme que en ti también habrá, lo más prudente sería que puedan trabajarlos juntos.

¿Cómo dejar de lado la comparación?

Es inevitable ver al otro mejor que tú. Si sabes ese refrán “el césped del vecino siempre es más verde” ¿No? Tu matrimonio estará expuesto a la comparación y a tus críticas, no existe una fórmula para que esto desaparezca.

No obstante hay ciertos puntos que puedes tener en cuenta para evitar la comparación en tu vida matrimonial.

Orar a Dios

Esta es la herramienta universal para la vida cristiana, abarca toda necesidad que haya en tu corazón, en este caso el comparar tu matrimonio.

Dios es sabio y te dará respuestas concretas sí te encuentras dispuesta a recibirlas. Mi recomendación es que todos los días puedas entregarle al Señor tus temas matrimoniales para que puedas ver su mano en tu hogar.

Identifica cuando te estés comparando

La importancia de reconocer esto es la clave, porque podrás hacer un alto de inmediato cuando te encuentres comparando. Es más eficaz resolver este asunto si tienes bien en claro el instante de la  comparación.

Concéntrate en aprender y no en comparar

Al ver una pareja resaltando sus cualidades y decides adoptar algunas para sumar a tu matrimonio claramente estás admirando y aprendiendo de ella, en cambio cuando miras las virtudes ajenas para destacar lo negativo que hay en tu relación, estás cayendo en la comparación.

Evita aquello que te genera frustración

Si oír todo el tiempo a otra esposa diciendo que tiene un marido perfecto te desestabiliza, procura otros temas de conversación. Por otra parte, si pasar mucho tiempo en redes te lleva a comparar comienza a limitar tu tiempo en las mismas.

Así vas analizando ciertas situaciones que te lleven a la comparación

Trabaja en ti de manera individual

Es importante que te encuentres bien contigo y satisfecha con tus logros, para luego dar lo mejor como esposa, eso solo lo lograrás de la mano de Cristo Jesús.

Si no buscas mejorar tu forma de ver la comparación dejarás a tu matrimonio vulnerable y será presa fácil para el enemigo (Lee Efesios 6:12)

Aférrate a la Palabra de Dios y sobre todo a la oración, clama a él por sabiduría y madurez en esa área en tu vida.

Te animo a abrir tu Biblia y meditar en los siguientes pasajes para evitar momentos de inseguridad que te llevarán a la comparación:

“Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia.” Salmos 46:1

Tener la certeza que estás bajo su cuidado debe ser motivo suficiente para descansar y dejar que él obre en tu matrimonio.

“Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían.” Nahúm 1:7

Reconocer a Dios en su bondad y contar con su misericordia es maravilloso, es el refugio que necesita tu matrimonio para ser pulido y perfeccionado pero por sobre toda las cosas ser amado.

“El prudente ve el peligro y lo evita; el inexperto sigue adelante y sufre las consecuencias.” Proverbios 27:12

Este versículo en particular me pareció ¡tan apropiado!

Ser prudente es una cualidad preciosa y tú lo puedes adoptar para poder estar alerta ante las circunstancias que te llevan a comparar tu matrimonio, de esa manera evitarás las heridas que pueden ocasionar.

Hemos visto hasta aquí como evadir la comparación en tu vida como esposa, pero también es necesario ver como destacar tu matrimonio antes que solamente querer mejorarlo. Estoy convencida que hay cosas muy positivas en tu relación que deben ser resaltadas.

Tips para enaltecer tu matrimonio

  • Pon la adoración que más te gusta de fondo, siéntate; relájate y realiza una lista de todas las cosas que amas de tu esposo
  • También anota debajo los detalles que ha tenido desde que están juntos (comienza a hacer un poquito de memoria, sobre todo en aquellos que ha tenido desde el principio)
  • Díselo, hazle saber todo lo que amas de él.
  • Presta atención en sus gustos y preferencias luego demuestra que tú también eres una detallista.
  • Sé intencional a la hora de resaltar tu matrimonio, ten un corazón agradecido y que tu esposo lo pueda notar, cada buena acción que te guste de él exprésalo.
  • Recuerden juntos los primeros tiempos de novios y regresen al “cuándo, cómo y dónde” se conocieron.

Siempre ten presente qué te llevó a amarlo y por qué lo has elegido.

Espero que puedas poner en práctica este artículo y que Dios te despeje todas las dudas que puedas llegar a tener.

Recuerda ir todos los días a los pies de Jesús para entregarle lo que sea que esté estorbando en tu vida matrimonial.

¡Dios te bendiga!

 

También puedes leer “Cómo ser feliz en tu matrimonio”

Share.

About Author

4 comentarios

  1. Luzmila Arroyo de Romero on

    Excelente tema, puede ser muy sutil aún mas en la actualidad con las redes sociales. Tips súper prácticos e importantes 😉

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.