Cómo Motivar a tu Esposo en la Fe

3

Ser una mujer cristiana y a la vez esposa implica ciertos desafíos, motivar a tu esposo en la fe es uno de ellos. Te diría que es un compromiso que asumes cuando decides unirte con alguien que no conoce a Cristo.

Eres llamada a dar a conocer el evangelio a toda criatura (Mateo 16:15), este es el punto principal para motivar a tu esposo en la fe y ser un impulso en su espiritualidad. Como mujer debes entender que tu rol cobrará mucho protagonismo a la hora de motivar a tu esposo en la fe.

También es relevante que entiendas que tu nivel espiritual es la clave. Tu vida cristiana será un reflejo para tu cónyuge, la manera en la que llevas tu relación íntima con Dios será primordial a la hora de motivar a tu esposo en su fe.

¿Por qué es importante motivar a tu esposo en la fe?

Mencionamos al principio que como hijas de Dios debemos llevar su Palabra a los demás, sin embargo motivar a tu esposo en la fe va más allá de solo hablarle de Jesús. Como una mujer de fe necesitas una ayuda idónea, ¿pero cómo logras eso si tu esposo aún no aceptó Cristo en su corazón? Ahí es donde nos centraremos.

Caminar al lado de alguien que ame a Dios por sobre todas las cosas, hará que tu matrimonio sea sólido y feliz; no sin conflictos pero si feliz. Buscarán agradar al Señor con todo lo que hagan.

Un esposo motivado y activo en la fe es un ser saciado por el amor de Jesucristo, por ende no buscará llenarse del mundo y deleitarse en lo terrenal. También tendrá la capacidad de discernir entre lo que le conviene y lo que no (lo bueno y lo malo ante los ojos de Dios)

“No solo debes centrarte en el esposo que quieres que sea, sino en el esposo que Dios logrará que sea según su voluntad”.

Tienes que comprender que no buscas beneficios en tu matrimonio, sino que buscas ser una herramienta  en el propósito que Dios tiene para la vida de tu esposo, para luego gozar de las bendiciones que vendrán añadidas.

Lo que Dios dice sobre motivar el esposo en la fe.

Cabe resaltar que en la Biblia no encontrarás de manera específica  “tips de como motivar a tu esposo en la fe” (pero sí puedes haces click alli, leerás un artículo que te ayudará mucho)

Pero volviendo a lo nuestro, el Señor nos menciona ciertas pautas para tener en cuenta a la hora de ayudar a tu esposo en lo espiritual. Analicemos juntas los siguientes versículos.

“Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada» Génesis 2:18

Fuiste designada como el complemento ideal que Dios ha creado para tu esposo, la ayuda para completarlo. Que importante tomar esa bella tarea con amor y responsabilidad. El ser un incentivo en la vida espiritual de tu compañero de vida es una manera de responder las expectativas que Dios tiene sobre tu relacionamiento.

Cuando Dios creó a Eva lo hizo con el fin que ella fuera la motivación de Adán y lograran caminar juntos deleitándose en su voluntad. Lo mismo desea el Señor de ti, que  logres ser ese respaldo para tu esposo en la fe cristiana.

“Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor”  Efesios 5:22

Suena fuerte el término “sométanse” y  más aún hoy en día donde la mujer se encuentra empoderada, lo cierto es que por estar viviendo una “era feminista”  en ocasiones opacan algunos contextos. Como por ejemplo el tiempo y espacio que fue escrito este pasaje.

El someterse es aceptar criterios, en este caso Dios manda a que te sometas a tu esposo, pero si analizamos con atención, se trata de aceptarlo y comprenderlo.

Cuando ves a tu esposo como Dios lo ve, comienzas a someterte y recibirlo con amor y misericordia sabiendo que no está en tu poder cambiarlo, sino en el del Espíritu De Dios.

Esto es importante para que puedas motivarlo sin imponerlo a un repentino cambio.

“El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa” 1 Corintios 7:3

Recordemos que todo es ante los ojos de Dios. Tanto el rol del esposo como el de su esposa… Cuando vayas a obrar en tu matrimonio es necesario analizar si agrada a Dios, si va acorde a sus mandatos y propósito, puesto que esto será una manera eficaz de comprender si estás motivando a tu esposo a ser mejor día a día.

Chicas cuando logran ser ese impulso en la fe de sus esposos están logrando tantas cosas…

Hallarás en tu esposo cualidades que quizá desconocías, será fuente absoluta de respeto, liderazgo, comprensión, perseverancia y sobretodo de esperanza. Ahí  comenzarás ver los frutos de la obra de Dios.

Tu relación con Dios como herramienta a la hora de motivar a tu esposo

Quiero comenzar mencionando algo que debes tener en cuenta: tu esposo no es tu proyecto, no es algo que debes transformar, pulir o mejorar. Eso no te corresponde en lo absoluto.

Bien, ahora si vamos al enfoque principal. Dios mismo; la relación que tengas con él es la clave de todo lo demás. Primero debes examina el vínculo que tienes con el Señor para luego ser de motivación para tu esposo. No puedes pretender algo de los demás que tú no brindas, ¿si me explico?

Supongamos que quieres contratar un servicio de salón de belleza, para elegir tendrás que ver el trabajo en el cabello, uñas o piel de otras chicas, los productos que utiliza, las reseñas de las personas, en fin… debes corroborar que sea un trabajo real y satisfactorio. Si eres sabia no optarás por el servicio que no tiene casi reseñas que “dice ser el mejor” pero no tienen como probarlo.

¿A qué voy con todo esto?

Cuando algo es real, genuino y  verdadero se debe notar para atraer a los demás. Tu relación con Dios debe ser activa y verdadera

Predicarás con tu ejemplo. En vez de querer que tu esposo ore, comienza orando tú y que él logre ver en ti ese disfrute en la oración.

En lugar de querer que lea la Biblia, porque no concentras tu tiempo en estudiar más la Palabra para aprender más del amor de Dios y aplicarlo con él.

Sé ese servicio que todos quieren contratar, demuestra con tus acciones que tienes comunión genuina con el Padre. Porque déjame decirte algo, cuando comienzas  a demandar a tu esposo para que se comporte de tal manera o haga ciertas cosas en su vida cristiana y te pones en lugar de juez, es allí donde tu intimidad con Dios está fallando.

Como lograr motivar a tu esposo en la fe

Todo comenzará en detalles que verá en ti, así que concéntrate en tu vida espiritual y trabaja en ella.  Alimenta tu fe y perdura en oración.

Pero mientras haces eso puedes tener en cuenta algunos detalles como los siguientes:

Ser prudente

Por lo general las personas que desconocen a Dios o no están en sus caminos repelen ciertos temas al respecto, es importante que seas cautelosa con tu esposo y no lo invadas con contenidos que no está acostumbrado, trata de ser lo más sutil posible, sobre todo al principio.

Identifica su postura

Es necesario saber dónde te encuentras tú y tu esposo, es decir si existe una amplia distancia en sus pensamientos y forma de manejarse. Identificar esto para saber cómo incentivarlo

Comparte tu testimonio

Puedes hablarle sobre cómo era tu vida antes de cristo, el impacto que has tenido al recibirlo en tu corazón, lo feliz que te hace ser una hija de Dios. Hablar desde tu experiencia, has que suceda ese dialogo.

Persevera en la oración

En la Palabra nos menciona que debemos orar sin cesar 1 (Tesalonicenses 5:17) Dios no se cansará de oírte, ora por tu esposo y  clama por él para que tenga un despertar espiritual y pueda reconocer a Jesucristo como su único Salvador.

Procura de incluir a Dios en sus charlas

Son detalles que harán que él acostumbre tenerlo a Dios como centro en su matrimonio, frases como “mira amor ¡qué bello día nos ha regalado el Señor!”, “voy a orar por tu trabajo”, “que bueno es Dios, que nos proveyó esto” ayudarán mucho para que Dios comience ser habitual en la vida de tu esposo.

Compañía para orar

No necesariamente tiene que orar él o hacer algún pedido, el hecho que esté en reverencia y te acompañe ya es un grandioso avance solo debes tratar de encontrar ese momento para pedírselo.

Adoración en el hogar

Oír adoración mientras tu esposo esté en la casa puede ser una bella motivación, siempre con cierto equilibrio para no agobiarlo, trata de establecer horarios cuando estés haciendo tus quehaceres, con volumen moderado para que la atmosfera comience a fluir en el nombre de Jesús.

Controla tus emociones

Es normal que en ocasiones te sientas frustrada, créeme me ha pasado. Por eso resalto que no es tu trabajo lograr una vida espiritual ordenada para tu esposo, solo tienes que ser un modelo para él. Tú ya sembraste, ahora solo queda ver frutos en los tiempos de Dios.

No asumas una responsabilidad en este tema,  sé esa ayuda idónea que dios quiere para tu esposo; lo demás se encargará el Señor.

Es importante que sepas lidiar con tus emociones a la hora de querer motivarlo, controlar la ansiedad es fundamental. Recuerda aceptar a tu esposo y verlo con los ojos de amor que tiene Dios hacia él.

Disfruta y relájate

Eres un instrumento de Dios en la vida de tu esposo, deléitate en eso procura tomar cada momento como una oportunidad, no te afanes y descansa en el Señor

Que Dios te otorgue la sabiduría necesaria para afrontar este tema. Bendiciones

Share.

About Author

3 comentarios

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.