Madre de tu esposo: un nuevo rol en tu matrimonio

Shape Image One
Madre de tu esposo: un nuevo rol en tu matrimonio

Te convertiste en la madre de tu esposo ¡Que tema! ¿verdad? En varias ocasiones he oído sobre mujeres que han tomado el rol de madres con sus esposos, estoy segura que todas en algún momento nos hemos sentido así o no los han hecho saber. Por esta razón vengo a decirte que no eres la única que batalla con este asunto.

Sabes que no eres la madre de tu esposo sin embargo te encuentras levantando sus calcetines que deja tirados por la casa, recordándole las cosas que debe de hacer, eligiéndole la ropa con la que quieres que se vista, manejando sus horarios y decisiones entre tantas cosas. Si reconoces algunos de estos rasgos en ti o en alguna amiga cercana, te animo a leer este artículo.

Tal vez estés actuando como la madre de tu esposo y no lo has notado. La buena noticia es que en este blog estamos para auxiliarnos unas a otras con el amor que el Señor nos brinda, espero ser de gran ayuda para tu matrimonio.

De repente eres la madre de tu esposo

Se vuelve difícil aceptar algo que nos cuesta ver o reconocer, que alguien te diga “actúas como la madre de tu esposo” o peor aun que tu propio esposo te diga “no eres mi madre” puede hasta ser hiriente, aquí no queremos herirte, no obstante, es necesario que identifiques algunos de los patrones que te llevan a actuar de esta forma.

Como primer punto debes entender que tal vez tanto tu como tu esposo no logran reconocer esta actitud, es más hasta puede que les esté resultando bastante cómodo que te comportes como una madre. Pero la realidad puede ser otra y es que con el correr del tiempo esta situación llegue a perjudicar tu matrimonio.

Había una vez

Conocí a una pareja donde la esposa hacía todo por el marido, de verdad hasta le faltaba atarle los cordones de sus zapatos y esta mujer un día tuvo que salir de la rutina cuidando a sus hijos y trabajando fuera de casa, esto fue un quiebre para el matrimonio, pues el esposo no sabía cómo manejar la situación. Solía recriminarle a su esposa del por qué ya no cocinaba los dulces ricos para la merienda o por qué la casa ya no olía a limpia como siempre. La realidad es que esta esposa ya no contaba con el tiempo para ser la madre de su esposo.

Y esto comenzaba a causar roces entre ambos.

Lo asfixiante que puedes ser al ocupar el rol de madre con tu esposo

Así como hay esposos que hasta se sienten relajados cuando su compañera de vida ocupa el lugar de su madre, hay quienes esto le resulta agobiante. Sabemos que las madres suelen estar pendientes de sus hijos, listas para salir al rescate y cuando tomas esta posición corres el riesgo de ahogar a tu esposo.

Verás, la madre de tu esposo se encuentra en su hogar por ende no lo frecuenta a diario sin embargo, tu estás comportándote como tal viviendo bajo el mismo techo. Con esto lo que estás logrando es transportar a tu esposo a su adolescencia. Impactante ¿no?

Como mujer sé que anhelas el bienestar de tu esposo y buscas brindarle todo lo que esté a tu alcance, pero lo cierto es que no todo es responsabilidad tuya, vivir en armonía es un compromiso de ambos, no cargues con una mochila con la que crees que “debes” ser la madre de tu esposo y hacer todo por él

Existen casos que las mujeres que se convierten en madres de sus esposos lo hacen con un carácter de autoridad, sin embargo, hay matrimonios donde la esposa está sumergida en constante miedo al abandono por esta razón es que está pendiente de cada necesidad de su conyugue. Y esto también desata a que invadas a tu pareja.

Señales que indican que te convertiste en la madre de tu esposo

  • Indicas todo lo que debe de hacer
  • Quieres manejar sus horarios
  • Tomas decisiones por él sin consultarle
  • Le haces todos los quehaceres del hogar
  • Lo subestimas
  • No confías en su potencial
  • Sientes que eres mejor que él en áreas que comparten
  • Intentas imponerle tus hobbies
  • Eres muy exigente y pretenciosa
  •  Impones religiosidad en lugar de fe
  • Buscas que las cosas se hagan a tu manera

Motivos por qué te comportas como madre de tu esposo

Dios te creó para engendrar, el instinto materno lo llevamos muy dentro, algunas más que otras. Lo cierto es que esta naturaleza puede sobresalir con tu esposo inconscientemente. Estás preparada para cuidar, proteger y asistir a las necesidades de otros humanos y la persona más cercana antes que lleguen tus hijos es tu marido.

Por otra parte, hay una realidad emocional y mental como la ansiedad, las esposas que conviven con este trastorno cuentan con un patrón de querer tener todo bajo control. Nada se les puede escapar, necesitan estar al tanto de lo que sucede a su alrededor como las necesidades de su esposo y aquí abro un paréntesis imaginario, yo me identifico con este tipo de mujeres, resulta que soy muy ansiosa y quiero resolver todo.

Les doy un ejemplo; mi esposo mira alrededor y yo automáticamente sé lo que él necesita aun si no me ha dicho nada, me levanto, tomo lo que sé que él está buscando con su mirada y se lo doy. En mi mente me estoy ahorrando que él se ponga a desordenar la casa para buscar el objeto, pero la realidad es que con eso lo único que demuestro es que quiero tomar el control y no creo en su capacidad de encontrar algo (autocrítica que espero que te sirva)

Y otro de los motivos como mencioné al comienzo suele ser ese temor al rechazo o abandono, es entonces cuando te puedes volver madre de tu esposo, creyendo que sin ti no podrá hacer nada, como el caso de las mujeres que hacen todos los quehaceres del hogar y no quieren que las ayuden.

A la luz de su palabra

Como cristianas debemos argumentar y respaldarnos con la Biblia, que no sean nuestras palabras sino la de Dios. Analicemos juntas que tiene para decirnos:

“En todo caso, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete a su marido.” Efesios 5:33

Que bueno es sentirnos amadas por nuestros esposos, lo cierto es que en este versículo el apóstol Pablo nos alienta a respetarlos, que importante entender que el respeto es una de las bases sólidas del matrimonio y cuando tomas una estricta posición como madre de tu esposo de alguna u otra manera no lo estás respetando.

“La mujer sabia edifica su casa, pero la necia con sus manos la derriba” Proverbios 11:1

Un pasaje muy conocido y mencionado sin embargo resulta difícil llevarlo a la práctica. En ocasiones es complicado actuar con sabiduría, pero gracias a Dios que contamos con el Espíritu Santo quien se encarga de revelarnos como accionar. Una mujer sabia es prudente y temerosa a Dios, busca agradar al Señor. Cuando menciona que edifica una casa nos habla del hogar, la familia y por supuesto el esposo.

“Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor” Efesios 5:22

Someterse o sujetarse, temas que confrontan ¿no es así? Pero te tengo una noticia, la palabra de Dios no está para agradarte, sino para perfeccionarte en tu amor. Para la mente natural del ser humano someterse es algo terrible, a nadie le agrada no obstante es bueno recordar que fuimos creadas para adorar al que nos diseñó, somos llamadas a vivir sujetas a Dios y también a nuestro esposo. Y créeme que al tomar el rol de madre de tu esposo lo que menos estás haciendo es la voluntad del Señor.

Soltando el papel de madre de tu esposo

Es bueno saber que a todas nos ha pasado o nos está sucediendo que nos hallamos en ese lugar de madres, no es algo para que deba preocuparte, siempre que identifiquemos las fallas hay salida. Lo que siempre me ha servido a mi es depositar todo, pero absolutamente todo en las manos de Jesús para recibir su consuelo y que me revele la manera en que debo pulir mis fisuras.

Quiero animarte a que descanses en el Señor y dejes que obre en tu matrimonio, que te despojes de toda inseguridad y preocupación que pueda estar atormentando tu vida. Recuerda las verdades de la palabra, medita en ella y decláralas para tu relación con tu esposo. ¡Bendiciones!

Cuéntanos, ¿Crees que actúas a veces como la madre de tu esposo? ¿en qué momentos actúas como tal y qué ha causado esto en tu esposo? Queremos leerte.

Si te gusta el contenido que compartimos para ti y deseas brindarnos tu colaboración para seguir llevando el mensaje a muchas mujeres, deja tu donativo en el siguiente botón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.