La confrontación en el camino de la fe

Shape Image One
La confrontación en el camino de la fe

La confrontación en el camino de la fe es una señal de crecimiento, un cristiano que no es confrontado claramente se ha estancado y no ha avanzado  en la vida espiritual.

La fe debe ser confrontada para revisar que tan bien te encuentras caminando bajo el gobierno de Dios. La confrontación en el camino de la fe es de extrema necesidad , por este motivo hay que gozarnos en ella.

Lamentablemente son muchas las mujeres que se sienten atacadas u ofendidas al ser confrontadas, cuando debería ser todo lo contrario. Algo que nos confronta es sinónimo de ascenso en el camino del Señor. Si por alguna razón en este momento de tu vida existe algo que te esté generando confrontación en el camino de la fe, déjame decirte que vas por el sitio correcto.

¿A que le llamamos confrontación en el camino de la fe?

El significado de “confrontación” puede abarcar varios aspectos pero aquí queremos resaltar el siguiente: se refiere a debatir sobre puntos opuestos y compararlos. También se entiende que confrontar requiere una postura de oposición para argumentar el motivo del por qué la otra parte se encuentra errada. 

Confrontar no debe ser una discusión o enfrentamiento agresivo, puedes estar en desacuerdo con alguien de una manera madura y respetuosa.

Pero  ¿qué o cómo es la confrontación en el camino de la fe? La fe es lo más maravilloso que tenemos como cristianas, mediante ella logramos aceptar a nuestro Señor Jesucristo como Rey y Salvador, por medio de su gracia. Gracias a la fe somos salvas y coherederas con Jesús.

Una vez que dejas entrar a Cristo a tu vida y por medio de su Santo Espíritu él puede habitar en ti, pero no termina todo ahí. Apenas comienza el caminar en la fe, a medida que avanzas muchas de las verdades de Dios son reveladas; comenzando grandes cambios en tu vida.

De esos cambios se trata la confrontación.  Se desata un conflicto entre la carne y el espíritu y como resultado empiezas a tomar decisiones para vivir una vida agradando a Dios.

Por este motivo es tan importante que puedas ser confrontada en tu vida espiritual.

¿Por qué la confrontación en el camino de la fe genera rechazo?

Pertenecemos a una descendencia pecaminosa, eso lleva al ser humano a oponerse a toda realidad que vaya en contra del pecado. Por esta razón hay ocasiones (estoy segura que te ha pasado como a mí) que queremos oír lo bonito y lo que nos “conviene”. De ninguna manera nos agrada la exhortación y la confrontación en nuestra fe.

Una vez escuché a un predicador decir  “una predica que confronta y sales de ella aturdida a un nivel casi de devastación se debe a que el Espíritu de Verdad está obrando en tu vida revelándote tus fisuras”

A esto me refiero a con una buena confrontación en el camino de la fe. Necesitas ver cada detalle erróneo que hay en ti, en tus actitudes, pensamientos, actos, palabras etc. Y esto solo ocurrirá cuando mantengas una postura de humildad para aceptar estas realidades que Dios comenzará a tratar en ti.

El peligro de no sentirte confrontada en la fe

Aquí lo lamentable no es la cristiana que se encuentra estancada en la fe, sino aquella que no logra comprender esta problemática y la gravedad de la misma.

Sin lugar a duda  una persona que reconoce que está fría en la fe tiene más posibilidades que aquella que está negada creyendo que va muy bien en su caminar con Cristo. Hay un pasaje que me encanta y te animo a que medites en el:

“Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.” Mateo 15:8

Aquí encontramos a Jesús citando al profeta Isaías para ministrar a los fariseos que estaban criticando el comportamiento de sus discípulos. Lo cierto es que Cristo es claro, no le importa las tradiciones y el nivel de religiosidad que tengas, pero sí le interesa un corazón dispuesto a vivir para él.

Puedes asistir a la iglesia siempre, no faltar a ningún servicio y estar en constante estudio bíblico incluso hasta puedes estar convencida de que estás haciendo todo medianamente correcto. Sin embargo con el simple hecho de creer que tu vida espiritual no requiere cambios ¡vaya! En verdad te encuentras muy equivocada.

Es un grave peligro creer que no necesitas de la confrontación en el camino de la fe, la negación puede volverte esclava del pecado una vez más, cuando en realidad puedes gozar de libertad en Cristo Jesús.

Temor al no querer confrontar con alguien en el camino de la fe

Al igual que nosotras, las personas de nuestro círculo más cercano deben ser confrontadas. Y como hermana e instrumento de Dios debes de actuar.

Es habitual que por miedo a no ofender quieras callar o peor aun darle la razón a la otra persona, pero Dios es muy claro en su Santa Palabra a través del Apóstol  Pablo:

“Amados hermanos, si otro creyente está dominado por algún pecado, ustedes, que son espirituales, deberían ayudarlo a volver al camino recto con ternura y humildad.” Gálatas 6:1

Me gusta cuando menciona que debemos ayudar con ternura y humildad. Me recuerda lo manso que ha sido Cristo para instruir y disciplinar.

Chicas de esta manera debemos confrontar a aquellos que no logran ver sus faltas, que están convencidos que son correctos, y la verdad es que como cristianos todos los días necesitamos mejorar. La confrontación en el camino de la fe es primordial.

Señales que indican que una persona no está siendo confrontada en la fe

Confrontar en lo espiritual puede ser duro pero relevante. Lamentablemente aún hay quienes no lo aceptan en lo absoluto. Algunas de las actitudes de estas personas son las siguientes:

  • Negación ante las verdades de Dios
  • Necedad
  • Orgullo
  • Falta de humildad
  • Soberbia
  • Egoísmo

¡Qué importante es examinar tu corazón! Y  ver en que condición te encuentras ahora.

El Espíritu de Dios es el que obra en el camino de la fe

La clave es el Santo Espíritu, Dios no podrá obrar si no caminas bajo el mandato de su Espíritu Santo, es él quien se encargará de revelarte todo y confrontarte en lo que haga falta

“Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho.” Juan 14:16.

No obstante no podrás dejarte usar si te mantienes con un corazón duro, negado y egoísta.

Te animo que pidas en oración un corazón manso y humilde para que Dios obre en ti y comience a confrontarte en todo lo que crea que necesitas cambiar para llegar a la conformidad de la imagen de Cristo Jesús.

Dios te bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.