El desconocimiento bíblico: un peligro espiritual

Shape Image One
El desconocimiento bíblico: un peligro espiritual

El desconocimiento bíblico resulta muy peligroso en la vida de la mujer que dice amar a Dios, por lo general el desconocimiento causa cierto “temor” por el hecho de no saber controlar algunas situaciones que terminan alejándote de la búsqueda del saber. La realidad es que el desconocimiento bíblico no debería existir, no obstante, lo terrible es que abunda en las iglesias.

Conocer de la Palabra de Dios es hermoso y correcto, aunque también debemos tratar con el desconocimiento bíblico y exponer los riesgos que trae esta problemática. Creo firmemente que es necesario analizar las consecuencias que existe detrás del desconocimiento de la Biblia

Con esto no quiero decir que debes leer la Biblia para llegar a un cierto nivel de santidad, en lo absoluto. Debes llegar a un punto de convicción donde necesites conocer con más profundidad a Dios, pues es él quien nos menciona la importancia de aprender a través de su Palabra.

“Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón; Porque son vida para los que las hallan, y medicina a todo cuerpo.” Proverbios 4:20-22

¿Por qué es común el desconocimiento bíblico entre los cristianos?

Siempre es bueno analizar desde el principio y cuando hablamos de desconocimiento bíblico debemos remontarnos a las generaciones pasadas. Personas que existieron en los tiempos de Jesús, lo cierto es que en los años que Cristo ha caminado sobre esta tierra se podría decir que era casi esperado que exista en ellos el desconocimiento bíblico.

Puesto que en esos momentos los únicos que llevaban la Torá eran fariseos y escribas. Los judíos en ese entonces solamente se encargaban de oír las enseñanzas de estos religiosos. Esta costumbre se mantuvo en el tiempo, son muchas las cristianas que deciden oír la Palabra en lugar de leerla y comprenderla.

Veámoslo de esta manera… Analicemos el contexto y condición de estas personas que estaban sometidas a únicamente oír lo que otros estudiosos interpretaban de la Ley. Los años pasaban y esa cultura se comenzaba a instalar aún más.

Ideas sobre el desconocimiento bíblico que aún perduran

Tanto es así que en los hogares no acostumbraban a escudriñar la Palabra, por la razón que se creía que solamente cierta “clase” de personas estaban capacitadas para comprender los mandatos de Dios. Por años el pueblo estuvo sumergido a esta idea, que los posicionaba en un lugar donde creían que no estaban del todo aptos intelectualmente.

Cuando en realidad sabemos que la sabiduría y el conocimiento no es por mérito propio, sino que el mismo Dios nos obsequia.

“Porque el Señor da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios.” Proverbios 2:6

Y en la actualidad existen personas que han crecido con estas costumbres en sus hogares a tal punto de perder el interés de aprender por voluntad propia.

Existen iglesias donde solamente los líderes son quienes llevan una biblia y los demás no lo acompañan, o peor aún, estos fieles no son motivados en llevar la Palabra de Dios y leerla. De esta manera es imposible combatir el desconocimiento bíblico.

Esto también es resultado de la conformidad, en pocas palabras es mucho más fácil que nos narren una historia que ir a leerla e investigar sobre ella. El desconocimiento bíblico puede perdurar si no pones voluntad de tu parte hasta lograr el disfrute en la Biblia.

La importancia de conocer la Palabra de Dios

Para lograr derribar el desconocimiento bíblico es fundamental que entendamos la importancia de conocer la Palabra Santa de Dios. Todos sabemos que, para conocer al Señor y su voluntad, como piensa, que busca de nosotros debemos leer la Biblia.

Cuando hablamos de conocimiento bíblico no se trata solamente de adquirir un saber sino de sumergirnos a lo que Dios desea y al momento que logramos comprender de esta manera es allí donde nos gozaremos en querer conocer más y más sobre el reino de Dios.

También es importante comprender que la Palabra de Dios fue inspirada totalmente por él.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” 2 Timoteo 3:16

Otro punto principal que necesitamos saber es que la Palabra de Dios es el alimento diario de tu espíritu. No puedes decir que eres cristiana solo por creer en Jesús. La realidad es que debes caminar y vivir en espíritu y para esto lo debes alimentar con la Palabra del Señor.

El centro de la Biblia es Cristo, nos revela todo de él, por ende, es muy importante dejarnos gobernar por la Palabra. Fíjate que el mismo Jesús siendo Dios respondía y enseñaba con la Palabra.

“Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:  El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos” Lucas 4:17-18

Así que imagínate cuanto más nosotras como hijas de Dios debemos de conocer las Escrituras para exhortarnos

Riesgos a raiz del desconocimiento bíblico

El mayor riesgo que arrastra el desconocimiento bíblico es que estás expuesta a ser una victima del engaño del enemigo. Quiero compartir otro versículo donde Jesús responde a las tentaciones del diablo con la Palabra de Dios:

“y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.” Mateo 4:7-8

Como vemos satanás intenta tentar e imponer presión a Jesús, pero el con su conocimiento de las Escrituras lo echó fuera. Tu como mujer de fe debes conocer la Biblia para que nadie quiera engañarte con sus ideas. El enemigo es astuto y puede hacerte caer en cosas que quizá parezcan insignificantes, sin embargo, para los ojos de Dios son abominaciones.

Puedes creer que eres “cristiana” y…

  • Leer y ser fanática de los horóscopos
  • Saber todo acerca de la astrología y signos zodiacos
  • Guiarte por las energías y las conspiraciones del universo
  • Tener un buda para la buena suerte
  • Colocar ciertas plantas en el hogar para las malas vibras
  • Utilizar amuletos
  • Visitar a médiums y brujas para que te tiren las cartas (Deuteronomio 18:10-11)
  • Llevar una cinta roja para la envidia
  • Adorar a santos, tenerlos en un altar y rezarles. (Deuteronomio 4:23)

Chicas el desconocer la Palabra de Dios es terrible, puedes ser engañada por personas que adoran y creen en todo aquello que desagrada a Dios y lo más triste es que no lo saben, creen que es algo inofensivo. No obstante, la realidad es que si no conoces al Señor a través de la Biblia puedes caer en la trampa de las tinieblas quizá jamás te enteres porque no sueles leer y conocer lo que está errado ante los ojos del Padre.

Disciplina para terminar con el desconocimiento bíblico

Por años he batallado para adquirir el hábito de la lectura de la Biblia y honestamente me era tan difícil, esto sucedía porque quería leer únicamente para saber y no para conocer más a Dios. Es por eso que quiero desafiarte a interpretar al Altísimo y su voluntad comenzando con una oración genuina para que te llene de su Santo Espíritu y aumente en ti el hambre y la sed de Cristo.

Por otra parte, lograr la disciplina de leer la Palabra de Dios es justamente eso “disciplina” y para esto debes de ser intencional, dando el primer paso y no dejar de hacerlo.

Otra forma de llegar a ser disciplinada es rodearte de personas que amen la Palabra de Dios y puedan compartirse devocionales, el trabajo en equipo siempre es exitoso.

Te quiero compartir este pequeño enunciado de ideas para adquirir el hábito de leer la Biblia que lo redacté hace mucho tiempo en mi blog, quizá te sirva de ayuda.

Para meditar en el Señor

“Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12

“Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero.” Salmos 119:105

“La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre.”  Isaías 40:8

“La exposición de tus palabras nos da luz, y da entendimiento al sencillo.” Salmos 119:130

¡Que Dios te bendiga y te de la sabiduría necesaria para caminar bajo su voluntad!

También puedes leer versículos para meditar sobre la paz de Dios

Si te gusta el contenido que compartimos para ti y deseas brindarnos tu colaboración para seguir llevando el mensaje a muchas mujeres, deja tu donativo en el siguiente boton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.