El ayuno como un despertar espiritual

Shape Image One
El ayuno como un despertar espiritual

El ayuno es muy significativo en la vida de una mujer de fe, ayudándolas a transitar hacia la santidad.

Llevar a la práctica el ayuno significa que tomas dimensión de la importancia de excluir los deseos carnales y terrenales para enaltecer tu espiritualidad.

El ayuno despierta muchas dudad e ideas limitadas al respecto, también he podido notar que lo desarrollado sobre el ayuno es escaso y colocado como algo alcanzable únicamente para las personas “muy” espirituales.

A lo que apunto llegar con este sencillo pero enriquecedor artículo es que logres familiarizarte con el ayuno despejando dudas e inseguridades con este tema y lo veas como una grandiosa demostración de amor y fidelidad hacia Dios anhelando en tu corazón la voluntad de experimentar el ayuno de manera frecuente.

El ayuno ¿Qué es? ¿De qué se trata?

Estoy segura que esta mención la querrás saltear debido a que debes  creer saber la respuesta “ya sé, el ayuno es no comer y orar” y debo decirte que si piensas así, cuentas con ideas muy escasas en este asunto.

Va más allá de la práctica misma, se trata de romper las cadenas que nos atan al mundo y sus seducciones así lo podemos leer en Isaías 58:6

“El ayuno que he escogido, ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia y desatar las correas del yugo, poner en libertad a los oprimidos y romper toda atadura?”

Se trata dejar de satisfacer el “yo” y alimentar únicamente al espíritu

Cuando hablamos del ayuno nos referimos a abstenernos  lo que desea nuestra carne, es dejar de lado lo que nos genera dependencia en el día a día. Y esto no quiere decir que a tu “debilidad” sea la comida o solamente esta.

El ayuno se trata de excluir todo aquello que nos quite del foco principal: Cristo Jesús. Por ende cada persona puede identificar algo distinto en su cotidianidad, hay quienes pasan mucho tiempo viendo televisión otros en redes sociales, algunos viendo contenido que no aportan nada edificante en sus vidas… Pueden existir varias debilidades carnales.

Lo importante aquí es entender que el ayuno no se limita únicamente a “dejar de comer”

Tipos de ayuno

Ayuno absoluto o total: abarca dejar por completo tu debilidad carnal por un lapso de tiempo que te sea costoso. Por ejemplo con la comida, ayunar absteniéndose de alimentos sólidos y líquidos

Normal: es el ayuno donde te niegas de una manera más equilibrada, como dejar de lado la tecnología su uso poco edificante, sin embargo puedes utilizar la laptop para oír adoración.

Parcial: este ayuno requiere de limitarse a algo específico que a tu carne le resulte irresistible, por ejemplo abstenerse de comer dulces o ver telenovelas.

El ayuno y su tiempo

Con respecto a los tiempos va a depender de lo que te propongas y qué tan comprometida estés. Algunas personas ayunan medio día por una semana, otras 24 horas por tres días consecutivos. El ayuno debe ser algo personal entre tú y Dios. No obstante también te puedes unir a algún ayuno particular con tu iglesia

¿Cómo realizar el ayuno?

Honestamente esto es algo que puede ser flexible de manera  que paso a contarte que al comenzar a escribir este artículo sobre el ayuno acababa de terminar uno. Por lo cual puedo compartir mi experiencia y como lo realicé.

Primeramente identifiqué que al despertar lo primero que hacía era tomar mi celular, antes de orar o realizar mi devocional, aun estando en la cama me encontraba chequeando whatsapp, redes sociales, etc. Luego me levantaba y recién en ese instante comenzaba mi momento con Dios.

Me llevaba a reflexionar si realmente el Señor era prioridad en mi vida.  Es por eso que decidí ayunar mi celular y todo el consumo que realizaba con el mismo, luego opté también agregar la comida y es así como comencé mi ayuno de 12 horas por 4 días.

La decisión del horario fue clave, analicé en qué momentos del día utilizaba más el celular y me ponía a comer, entonces opté por realizar el ayuno de las 9 a.m. hasta las 9 p.m.

¿Por qué hago mención del horario? Porque es importante que te cueste, que realmente puedas sacrificar algo por Dios. Es decir yo no elegiría ayunar comida de las 11 p. m. hasta las 6 a. m. ya que claramente no sería difícil realizarlo debido que es un horario donde duermo y no suelo ingerir alimentos. De eso se trata seleccionar y organizar de manera intencional el ayuno.

¿Qué puedes hacer en el ayuno?

Orar en todo momento, no te limites únicamente para iniciar y entregar el día de ayuno, lo ideal es que estés en constante oración

Oír alabanzas y adoración: es una buena forma de exaltar el nombre de Dios

Ver prédicas o videos de estudios y enseñanzas bíblicas

Por supuesto que debes leer las Escrituras, escudriñarlas y tomar notas

¿Por qué considero el ayuno un despertar espiritual?

En ocasiones nos encontramos apagadas en la fe y eso es muy común, solemos afanarnos y sobrecargarnos con asuntos pasajeros  que además se terminan llevando toda nuestra atención.

Es una manera de olvidarnos y mantener la mirada en el Reino conectándonos al Supremo Rey.

El ayuno realmente te despertará por consecuencia que te hará más sensible en espíritu.

¿Cómo sabes que necesitas ayunar?

La verdad es que como mujer cristiana deberías apuntar a ser una hija que conecte con el Todopoderoso en cada instante.  Por esta razón debes estar alerta y reconocer cuando necesitas realizar el ayuno.

Si bien hay cristianos que ayunan únicamente por causas específicas (algún pedido) el principal motivo del ayuno debería ser alimentar el espíritu y la fe.

De modo que debes realizar el ayuno cuando:

  • Te encuentres perdida y fría en la fe
  • Desees un encuentro personal individual con el Señor
  • Sientas apego por algo material
  • Necesites estar más alineada a Dios
  • Tu afán es mayor a tu confianza en el Altísimo
  • Consideres una dependencia emocional
  • No halles respuestas y sientas incertidumbre
  • Creas necesario conectar con el propósito de Dios
  • Tengas que interceder por alguien o algo específico
  • Quieras demostrarle a Dios que realmente te importa crecer en lo espiritual

Una mujer virtuosa

El ayuno es un buen escudo para que estés resguardada y fuerte en los caminos de Jesús. Caminar de su lado es maravilloso pero para nada sencillo, es por eso que considero que ser una mujer virtuosa también implica ayunar y ser perseverantes en la conexión con Dios.

Me encanta la palabra “virtuosa” por aquí te dejo un post de instagram que habla de ser una mujer virtuosa que en verdad me ha bendecido.

Si bien no hace mención sobre el ayuno, nos enumera características de la mujer virtuosa y considero que solamente estando alineadas con el Señor podemos alcanzar a ser una mujer con esas virtudes

El ayuno y la mujer cristiana deberían ir de la mano en conjunto con la oración, es impactante como hasta logra moldear el carácter y te llena de seguridad.

El ayuno es muy necesario chicas, créanme que una vez que lo llevas a la práctica te preguntas ¿Por qué he tardado tanto en comenzar a hacerlo?

La llama de la fe requiere ser reanimada a diario de manera que el ayuno es crucial para esto.

Provechos y beneficios del ayuno

  • Sana y libera
  • El enfoque se posiciona en el Reino
  • La fe asciende
  • Glorifica a Dios
  • Te eleva a él
  • Moldea tus pensamientos y emociones
  • Ayuda a examinar tu corazón
  • Entrega completa para ser limpia de todo afán

Pasajes para meditar

“Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.” Mateo 6:17-18

“Ahora bien, afirma el Señor  vuélvanse a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos.” Joel 2:12

“Volvieron entonces los israelitas y todo el pueblo a la casa de Dios, y llorando se sentaron delante del Señor y ayunaron todo el día y hasta la noche, y le ofrecieron al Señor holocaustos y ofrendas de paz” Jueces 20:26

“Así que todos ayunamos ese día, y le pedimos al Señor que nos bendijera, y él nos bendijo” Esdras 8:23

¿Puede una mujer cristiana no llevar a cabo el ayuno?

El ayuno  no te hará más espiritual que otros, no es un requisito para estar en la presencia de Dios, pero sí es una manera de buscar más de lo alto y desconectarte de lo terrenal.

El ayuno es una convicción personal. Nadie debe decirte que tienes que ayunar o que si no lo haces estás en falta.

Es bueno entender que todo lo que hagas debe ser para gloria y honra del Rey, anhelando agradarlo y estar más fuerte en tu fe.

Por lo tanto sí puedes ser una mujer cristiana y no ayunar, si crees que no necesitas de esfuerzos y sacrificios o sientes que alimentas tu fe a diario y estás firme en ella no es necesario que lo lleves a cabo. El hecho que no ayunes no habla de tu espiritualidad.

De modo que no realices el ayuno porque sientas alguna presión o quieras agradar a alguien que no sea Dios, recuerda lo que nos dice Jesús en Mateo 6:16

 “Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.”

También puedes leer “Reavivar la fe”

¡Que Dios te bendiga en gran manera!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.