fbpx

Aprender a soltar para vivir en plenitud

1

Aprender a soltar se ha vuelto una de las prácticas necesaria para el bienestar de toda persona.  Soltar implica dejar de retener aquello que no está aportando ninguna mejoría  a tu vida y que al tenerlo atado comienza a herirte.

Es importante que puedas lograr identificar las situaciones, episodios, experiencias, cosas,  personas, etc, para aprender a soltar todo aquello que ya no debe estar en tu día a día

Como esposa es importante que lo examines a diario si necesitas aprender a soltar. Si por alguna razón cuentas con excedentes en tu matrimonio debes aprender a soltarlos y evitar conflictos internos en ti que luego desaten en la relación con tu esposo.

Si por algún motivo sientes que te encuentras aferrada a algo, quiero que sepas que somos una comunidad de mujeres que en algún momento de nuestras vidas hemos aprendido el valor de soltar aquello que nos ha estorbado y créeme que aún somos muchas las que continuamos en ese proceso ¡ánimo!

El valor de aprender a soltar

Soltar es sanador  y necesario para distintas áreas de tu vida.

Esto no significa que debes olvidar o negar aquello que tanto te condiciona y te ha lastimado, por lo contrario se trata de lograr entender y aceptar que todas las cosas ayudan para bien (Romanos 8:28) trayendo un propósito detrás.

Sin embargo es importante que puedas estar alerta examinando que tanto tienes por soltar y lograr vivir en armonía con la paz que solamente el Señor te puede otorgar.

Adquirir el poder de aprender a soltar va de la mano con la humildad de reconocer que en cierto punto eres débil y que por esa razón te aferras a lo que ya ha cumplido un ciclo, al aprender a soltar estás enfrentando la inseguridad que te llevaba a retener todas tus vivencias pasadas.

Aprender a soltar es un acto de gran valor ya que te permite avanzar sin equipajes extras y dejando atrás tu “ayer” permites que Dios tome el total control de tu caminar.

¿Por qué cuesta tanto aprender a soltar?

En gran parte la problemática de no aprender a soltar se trata del miedo a lo desconocido y estar cómodas con aquello que ya hemos experimentado aun si ha sido una situación difícil, fíjate “es conveniente quedarse en el mismo lugar, ya sea que por avanzar me suceda algo peor”.

La incertidumbre es la piedra principal que evita soltar tu pasado llevándote a vivir de recuerdos, arrepentimientos, reproches y culpa.

Por otra parte vivimos en un mundo de “recuerdos” y “un día como hoy” ¿si se entiende? Con todo esto de las redes.

Independientemente de hace cuánto tiempo las vengas utilizando siempre están esos recuerdos que te transportan a un determinado momento; parece algo inofensivo pero también  es un punta pie para volver atrás  y que cada vez cueste más aprender a soltar.

Otro de los motivos por lo que tanto cuesta aprender a soltar es el entorno ¡vaya que si influye!

Estar rodeada de personas que todo el tiempo cuenta anécdotas de tu pasado (y más si se trata de un pasado sin Cristo) de tu ex pareja, tus errores u otras condiciones es terrible, claramente ellos viven de lo anterior  y te arrastran a lo mismo.

Ten cuidado con esas personas, quizá no lo hagan de manera intencional pero sus actos te llevan a voltear hacia atrás.

El peligro de no aprender a soltar

Honestamente no soltar el pasado afecta todos tus roles como mujer, la atmósfera de tu día a día se siente cargada, por eso es importante que no pases por alto el estancamiento que puedes estar atravesando. El profeta Isaías lo dijo

“No recordéis las cosas anteriores ni consideréis las cosas del pasado” Isaías 43:18

Nada bueno podemos sacar de estar abriendo heridas, es útil aprender de ellas no obstante no debes volver a esos momentos de manera frecuente.

Algunas áreas de la tu vida que se ven afectadas

Espiritual

Jesús te libró de toda atadura pero mientras no tengas la convicción de esto tu vida en la fe irá en decadencia ¿por qué menciono esto? Sencillamente porque no podrás estar en equilibrio con tu vida cristiana.

Imagina decir que crees en algo pero no practicar, dices que Cristo murió por tus pecados  que al recibirlo en tu corazón fuiste perdonada pero aun así sientes culpa y no sabes perdonar.

Es el claro ejemplo de lo que busca satanás, que seas esclava de tus fisuras. Siempre encontrará la manera de hacer que vuelvas a mirar hacia tu anterior vida y recordarte lo que ya no eres.

Personal

Te costará  socializar con las personas que te han conocido de una manera distinta a la que hoy eres, comúnmente se ve reflejada la vergüenza cuando no aprendes a soltar.

Créeme, a mí me ha pasado, en cierto punto temía antes de tiempo las opiniones o comentarios que podrían decir sobre mí.

Matrimonial

Esta área es una de las más afectadas por no aprender a soltar, ya que no solo está en tela de juicio tu propio pasado sino también el de tu esposo.

Los reproches y celos que pueden surgir desencadenan en un quiebre emocional y de confianza entre ambos.

¿Cómo aprender a soltar?

Todo aprendizaje requiere de práctica y aprender a soltar el pasado no es una excepción. Como primer paso es fundamental comprender que existe una dependencia con el pasado ya sea en menor o mayor escala. Aquí lo importante es reconocer y avanzar.

Poder meditar en Dios es el punto principal, solo en él encontraremos respuestas.

Mantenerte perseverante en la comunión será tu protección cada vez que haya algo que quiera llevarte a situaciones pasadas.

La verdad, es que la única puerta de toda libertad es Cristo y solo depositando tus inseguridades en él es que saldrás victoriosa.

La oración también será tu aliada, no hay nada que no puedas hablar con el Todopoderoso, nada que pueda hacer que él deje de amarte, es por eso que te animo a que dejes el sentimiento de culpa y reproche hacia ti y lo hables con Dios.

Personajes de la Biblia que han aprendido a soltar

  • Moisés: recordemos el comienzo de este gran instrumento de Dios, había cometido un asesinato (Éxodo 2:12)
  • El rey David: aun envuelto en adulterio y asesinato supo experimentar arrepentimiento y honrar a Dios.
  • Zaqueo: un publicano que había estafado a mucha gente
  • María Magdalena: librada de demonios
  • Saulo transformado como el apóstol Pablo: pasó de perseguir a Dios a llevar su evangelio
  • La mujer Samaritana: Tuvo cinco maridos

Y la lista podría seguir pero la realidad es que en la Palabra de Dios tenemos infinitos ejemplos de personas que han fallado, que han atravesado por situaciones adversas sin embargo, a pesar de todas sus fallas. se han entregado por completo a Dios demostrando un verdadero arrepentimiento y soltando sus antiguas vidas.

No se trata de olvidar o negar lo vivido pero sí de entregarlo aceptándolo como un aprendizaje y testimonio.

Que Dios te bendiga enormemente, anhelo de todo corazón que logres soltar comprendiendo que Cristo ya te ha perdonado y mereces libertad y apreciar la plenitud en Él.

Share.

About Author

1 comentario

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.